Concentración

Son muchos los que dicen que una persona con síndrome de Asperger no puede concentrarse en más de una cosa a la vez y, que si lo hace, se tiene que sobreesforzar.

Mi caso no es ninguna excepción, aunque sí es cierto que tiendo a sobrecargarme de cosas por hacer. Tal vez, mientras escribo una entrada para el blog, estoy al mismo tiempo escribiendo un correo electrónico, revisando Twitter, respondiendo en algún foro, hablando por MSN y buscando imágenes (Por poner un ejemplo). Pero pese a estar haciendo muchas cosas al mismo tiempo, las concibo como acciones por separado, pues me voy dedicando a ellas de una en una, aunque las vaya alternando. El dicho ese de juntos pero no revueltos sería la descripción perfecta para esta situación. Aunque debo admitir que algunos días me desconcentro haciendo todo eso junto.

Un ejemplo claro de cuándo no puedo concentrarme más que en una cosa es cuando me hablan. Si estoy haciendo algo y a la vez me están hablando, no puedo estar en todo. Sé que por inercia trato de estar en ambos sitios al mismo tiempo, pero que al final no consigo hacer bien aquello de lo que me estaba ocupando y que tampoco escucho lo que exactamente quiere decir mi interlocutor. Lo mismo si tengo música de fondo. Es curioso, porque mientras tengo música de fondo sí que puedo chatear, pero no escribir en el blog (De hecho, esta misma entrada la he estado escribiendo a ratos, pues iba dejando de escribir para pararme a escuchar alguna canción de vez en cuando).

Así que, lo que me sucede, es que en algunos casos puedo concentrarme en varias cosas al mismo tiempo y, en otros, no.

Lo que sí noto a menudo es que cuando me concentro en algo, me quedo muy metida en ello. A veces, incluso, pierdo la noción de lo que pasa a mi alrededor. Es justo algo similar a cuando desconecto, que dejo la mente en blanco y no sé nada más del resto del mundo por un buen rato.

También sé que soy de concentración fácil. A mí me dicen que haga algo y, con sólo dirigir mi mirada hacia ello, ya estoy concentrada. Cuando ya no me resulta tan sencillo, es cuando estoy haciendo algo y me distraen. Ahí me pierdo: de pronto, no sé ni lo que estaba haciendo, soy incapaz de recordar en qué estaba pensando hacer, etc. Hasta que no pasan unos segundos largos, no logro ordenar mis ideas de nuevo y seguir avanzando.

Simplemente, quería hablar de ello porque últimamente estoy leyendo el testimonio de personas con  Asperger que hablan sobre su caso con el tema de la concentración. Me dieron ganas de explicar el mío también.

1 comentarios:

Marga 18 de octubre de 2012, 22:42  

Yo tampoco puedo saber qué me están diciendo, cuando me hablan y hay música, porque me concentro en la música y no puedo saber qué me dicen. Por eso me han dicho mi padre y MAC que soy sorda o que no quiero escuchar.

Lo que me he dado cuenta es que cuando voy en colectivo me concentro en ver las casas que se ven por la ventanilla, que suena mi celular en la cartera o en el bolsillo y no lo oigo.

Y si estoy leyendo un libro, ya no oigo nada de lo que pasa afuera, me concentro muchísimo en la lectura.

Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu visita y por dejar tu comentario!

El blog de una chica con posible TEA.

La persona detrás de Aspie-chan...

¡Aspie-chan por correo!

Lectores-san

Sígueme en Feedspot

Con la tecnología de Blogger.

Aspie-chan pertenece a Saiko.